lunes, 30 de abril de 2018

La Pasa de Málaga declarada Patrimonio Mundial por la FAO

Paseros en la Axarquía malagueña

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha calificado a la pasa moscatel , que se produce en Almáchar , El Borge e Iznate como Patrimonio Agrícola Mundial.
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, mundialmente conocida como FAO (por sus siglas en inglés: Food and Agriculture Organization), es un organismo especializado de la ONU
Se trata de la primera declaración de Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) a un producto agrícola  La candidatura ha sido promovida a través de la Mesa de la Pasa -integrada por sindicatos y asociaciones agrarias, cooperativa de agricultores y los ayuntamientos de Almáchar, El Borge e Iznate en la comarca de la Axarquia de la provincia de Málaga - y que ha conseguido movilizar a la administración autonómica y al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.
La comarca de La Axarquía (Málaga) es la principal zona productora de pasas en España y las uvas cultivadas son de la variedad Moscatel . Las referencias al vínculo entre este producto y el área geográfica en la que se produce son antiguas. Aunque las primeras referencias a este producto se remontan a tiempos de los fenicios, no hubo muchos registros que confirmen la existencia de un asentamiento y el desarrollo de actividades agrícolas en la zona hasta el período musulmán.
En el siglo X, la zona era famosa por la seda, las pasas, los higos, la caña de azúcar, etc., y en ese momento, ya tenía los sistemas de cultivo que todavía hoy caracterizan el paisaje agrícola de La Axarquía. La organización de los asentamientos correspondientes a la civilización musulmana determinó la mayoría de las características del paisaje agrícola de La Axarquía y Montes de Málaga, que perduraron hasta el final del siglo XIX.
Estas laderas andaluzas son de difícil acceso, para mecanizar y luego cultivar. Sin embargo, las dificultades, los agricultores locales han desarrollado esta producción de pasas de uva que ha permitido mantener el paisaje con sus ecosistemas específicos y la biodiversidad, así como la reducción de la erosión.
Su catalogación permitirá que su cultivo sea considerado como un recurso turístico y promoverá una protección de cara a su sostenimiento a través de ayudas públicas. Actualmente la uva pasa concentra una producción de 400.000 kilos anuales y fue regulada en 2013 a través de la Denominación de Origen Pasas de Málaga.
Este reconocimiento honorífico convierte a la Axarquía malagueña -junto al Valle Salado de Añana en Álava, que también recibió esta distinción el día 18- en el primer sistema agrario europeo que alcanza esta acreditación internacional.
Gracias a él, se incidirá en la conservación de los paisajes, la biodiversidad agrícola y las tradiciones que rodean a la producción de la uva pasa moscatel, un cultivo que contribuye a evitar la erosión y emplea en gran medida tecnologías tradicionales y manuales.
Esas características hacen de esta actividad productiva "un ejemplo de armonía entre la comunidad rural y su entorno
La singularidad del sistema radica tanto en el método de obtención del producto, en una zona con condiciones orográficas adversas, como en su elaboración con un método de secado por exposición directa al sol, sin aplicar tratamientos físicos o químicos.
La producción de pasas en la Axarquía ha pasado por siglos y diferentes civilizaciones hasta hoy cambiando algunas de sus características. De hecho, el cultivo de uva Moscatel en las zonas montañosas de Málaga es muy importante en la economía agrícola de la zona, ya que se desarrolla en zonas de laderas empinadas sin ninguna otra alternativa agrícola.

Las tecnologías tradicionales, manuales y artesanales se utilizan en el cultivo, la cosecha, el proceso de secado de la uva y la eliminación de las uvas del racimo. Esto representa una forma de vida tradicional que identifica el área con la cultura asociada a la producción de pasas.

El mantenimiento de este sistema de cultivo de la vid y su proceso de transformación de secado al sol es esencial para mantener el paisaje, ya que evita los procesos de erosión y desertificación y es un ejemplo de cómo las personas de la zona se relacionan con sus territorios y sus tradiciones culturales. Las pasas son un elemento estructurante del territorio. Después de años en declive, hoy en día, el interés por el sistema agrícola ha revivido y la gente local está más interesada en mantener, desarrollar y restaurar la riqueza sociocultural generada a lo largo de la historia que también ha permitido construir el espíritu de la región


sábado, 24 de marzo de 2018

La ciudad malagueña fenicia de Cerro del Villar, S IX antes de C., es única en el mundo por su antigüedad y por conservarse intacta

Jarra Siglo IX a.C Yacimiento fenicio Cerro del Villar Málaga . Museo de la Aduana

La isla fenicia que, según los últimos estudios data de finales del siglo IX a. C, es un yacimiento único no sólo por su antigüedad y singularidad, sino porque el abandono del mismo por problemas de inundaciones de la desembocadura del Guadalhorce provocó que la ciudad se encuentre intacta ya que ninguna otra civilización posterior llegó para construir sobre ella y destruir lo anterior. «Además sólo tenemos que bajar unos 30 centímetros para encontrar restos que, en algunas zonas, descienden hasta los cuatro o cinco metros», explica el director de los actuales estudios.José Suárez
Al interés del yacimiento se une su valor «identitario» como origen de la actual Málaga una vez se abandonó el Cerro del Villar y el hecho de que se trata de la «única ciudad fenicia del Mediterráneo que puede ofrecer su asentamiento en origen», explica la arqueóloga Carmen Peral, que añade la necesidad de nuevas campañas. «En este momento no tenemos ningún yacimiento en excavación en la capital y por eso es importante este proyecto de parque arqueológico, cuya investigación también va a implicar a la Universidad de Málaga», señala Peral que pone esta iniciativa como ejemplo de colaboración entre administraciones.

domingo, 18 de marzo de 2018

Martiricos , N.ª S.ª de la Victoria, reconocido como Instituto Histórico educativo de Andalucía. Fue diseñado por Miguel Fisac en 1961

Capilla del Instituto de Mártiricos , N.ª S.ª de la Victoria, diseñado por Miguel Fisac 1961
Patio del Instituto de Mártiricos , N.ª S.ª de la Victoria, diseñado por Miguel Fisac 1961



El I.E.S. Nuestra Señora de la Victoria de Málaga,  Martiricos, ha obtenido recientemente por parte de la Consejería de Educación el reconocimiento como Instituto Histórico educativo de Andalucía, junto con el I.E.S. Vicente Espinel (Gaona) y los I.E.S. Pedro Espinosa de Antequera y Luis Barahona de Soto de Archidona.
El edificio del Instituto Nuestra Señora de la Victoria, diseño del arquitecto Miguel Fisac, fue inaugurado el 29 de abril de 1961 y le fue concedido el Premio Nacional de Arquitectura. Allí ha continuado su historia centenaria y allí custodia, tras su traslado del antiguo edificio de la calle Gaona, casi todo el patrimonio histórico acumulado y que ha sabido conservar, especialmente el relativo a los gabinetes, biblioteca y la mayor parte del archivo. Destaca por su espectacularidad el Gabinete de Historia Natural en un excelente estado de conservación y exposición. 
Los requisitos que se deben cumplir estos centros son, entre otros, haber sido creados en el siglo XIX o primera mitad del XX y tener incluido en el proyecto educativo actuaciones y medidas relacionadas con el uso didáctico de la historia educativa del centro y los elementos patrimoniales ligados a la misma.
Los Institutos Históricos educativos de Andalucía poseen una rica memoria depositada no sólo en la trayectoria pedagógica o personal de quienes formaron parte de su comunidad educativa, sino en los fondos y recursos vinculados a su historia como institución docente.
El reconocimiento como Instituto Histórico Educativo de Andalucía persigue, entre otros objetivos, concienciar al alumnado del importante papel que ha desempeñado la educación en la historia de Andalucía y, en especial, la escuela pública; facilitar la utilización de este legado como recurso didáctico; fomentar la realización de actividades de carácter científico y educativo o promover la investigación de la historia educativa del centro.
Por su parte, la finalidad de la Red de Institutos Históricos Educativos de Andalucía es la creación de un espacio donde sus integrantes puedan reflexionar sobre su aportación al sistema educativo y compartir recursos, experiencias e iniciativas innovadoras.
Fuente : Delegación de Educación .Junta de Andalucía

Málaga en 1973 en la película "Una chica y un señor"

Imagenes de la Plaza de la Marina , Capuchinos, Monte Calvario , C/Fernán Gonzalez de la película "Una chica y un señor", de Pedro Masó,rodada en Málaga y otras localidades de la Costa del Sol en 1973

lunes, 5 de marzo de 2018

Molino de los Hermanos Camacho . Periana (Málaga)

Molino de los Hermanos Camacho . Periana (Málaga)

Patrimonio industrial y etnológico recuperado . Molino de los Hermanos Camacho en la pedanía de Guaro en Periana (Málaga) .
Molino de dos cuerpos ; uno de hidráulico de harina y el otro de tracción animal de aceite


Galería fotográfica:


martes, 20 de febrero de 2018

Se inicia la construcción de la academia del Málaga CF en la única zona que quedaba sin edificar en el litoral malagueño

Zona de Arraijanal donde se construirá la academia del Málaga
El 15 de febrero de 2018 se ponía la primera piedra de  La Academia del Málaga CF que ocupará   una superficie de más de 100.000 metros cuadrados en los terrenos de Arraijanal  , la última zona que quedaba sin construir en el litoral de Málaga . Es fácil apreciar como hasta allí llega la vegetación y elementos del ecosistema del litoral mediterraneo. El coste será de algo más de seis millones, de los cuales 4,5 deberá recibirlos el Málaga por la venta y permuta de la parcela de El Viso.
En el acto de colocación de la primera piedra estaban presentes representantes de los partidos políticos que han aprobado la construcción en los terrenos de Araijanal : PSOE, PP y Ciudadanos . El Alcalde de Málaga , Francisco de la Torre ,el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, y el subdelegado del Gobierno de Andalucía, José Luis Ruiz Espejo, así como el concejal de Urbanismo, Francisco Pomares y otros representantes municipales del equipo de gobierno y de la oposición, como Juan Cassá , además de  los hijos del propietario, Nayef Al-Thani y Hamyan Al-Thani, consejero y CEO de La Academia del Málaga CF respectivamente.  Se construirán tres campos, uno de césped natural y dos artificial, un edificio de oficinas y un párking para 300 vehículos. En principio, el traslado del primer equipo a Arraijanal está previsto para la segunda fase de las obras, que aún no tienen plan de ejecución. Fuente: Diario Sur , La Opinión y Málaga Hoy


Representantes políticos que han aprobado el plan para construir en Arraijanal
Vista aérea de Arraijanal 






lunes, 12 de febrero de 2018

El proyecto de hotel-rascacielos retrotrae a otros momentos más tristes de la historia de Málaga en los que la ignorancia o el no entendimiento de sus valores dieron al traste con muchos de sus recursos y talentos urbanos, talentos aprendidos a lo largo de milenios



La torre rascacielos  hotel dañaría para siempre el paisaje patrimonial de Málaga y de su puerto

-¿Qué es Icomos?
-Icomos es una red internacional con más de 10.000 expertos en patrimonio de las más diversas ramas. Aunque se dedica a todo el patrimonio inmueble, es más conocido por ser el organismo consultivo oficial de la Unesco para la Lista del Patrimonio Mundial. Todos los bienes que pretenden entrar en esa lista como bienes culturales o mixtos precisan de un informe previo de Icomos.
-Usted es uno de los autores del informe sobre el hotel-rascacielos del puerto. ¿Qué le llamó la atención en el arranque del trabajo, cuando visitó la ciudad?

-Las visitas se iniciaron en junio de 2017, aunque no se puede decir que desconociésemos el contexto patrimonial de Málaga. Nos llamó la atención que el proyecto no nos encajaba en el devenir de la ciudad durante los últimos años. Satisfaciendo una vieja asignatura pendiente, Málaga ha tenido una actitud distinta respecto a sus monumentos, a sus barrios históricos o su paisaje; el proyecto se apartaba de un proceso en el que secuencialmente se han creado nuevos museos que sintetizaban una personalidad que diferenciaba Málaga de otras ciudades. El proyecto de hotel-rascacielos retrotrae a otros momentos más tristes de la historia de Málaga en los que la ignorancia o el no entendimiento de sus valores dieron al traste con muchos de sus recursos y talentos urbanos, talentos aprendidos a lo largo de milenios.
-¿Sus recomendaciones pueden revertir el proyecto?
-Los informes de Icomos no son de obligado cumplimiento, son una llamada de atención sobre cómo se está actuando o amenazando a un bien cultural. La responsabilidad es de la ciudad y de sus agentes. El principal objetivo es que sirvan de criterio que oriente buenas prácticas patrimoniales.
-¿Cómo valora el papel de las instituciones en este asunto?
-En mi opinión, hay un escaso entendimiento de lo que es el paisaje urbano malagueño y sus valores, tampoco existe una normativa específica y clara con la que defenderlos. Después, hay también otras instituciones ciudadanas que se están interesando en la defensa de determinadas reivindicaciones o intereses. Con independencia del criterio de cada una de ellas, por lo menos están generando estado de opinión, debate, algo que no se ha alentado desde el gobierno autonómico, local o por las autoridades del propio puerto. Estas últimas, en el caso del informe de Icomos, han sido las únicas que no han respondido para aportar su criterio respecto al proyecto.
-¿Qué le dice que el debate no surja de los propios estamentos públicos?
-Confirma que, desde el punto de vista patrimonial y ciudadano, se ha errado en el proceso.
-Subraya el valor del paisaje patrimonial de Málaga y de su puerto. ¿Le sorprende que la Delegación de Cultura no haya hecho apreciación alguna?
-Entendemos que la Administración ha asumido una posición cómoda y un poco salomónica, algo así como que lo que no está dentro de un espacio declarado bien de interés cultural o en su entorno no es de su competencia. Pero hay que recordar que la ley de Patrimonio Histórico Andaluz, que no se atrevió a incluir los paisajes patrimoniales como objeto de protección, sí señala en su artículo 19º que "se entiende por contaminación visual o perceptiva (...) aquella intervención, uso o acción en el bien o su entorno de protección que degrade los valores de un bien inmueble integrante del Patrimonio Histórico". Si la Delegación de Cultura ha entendido que la torre no contamina visualmente, no uno, sino varios bienes de interés cultural malagueños, manifiesta una lectura un tanto miope de la ley, muy poco generosa con el patrimonio y que hace dejación de funciones respecto a la tutela del principal componente del patrimonio malagueño: su paisaje. Cultura no tiene hoy por hoy instrumentos para velar por los valores de los paisajes patrimoniales urbanos, lo demostró en el caso de Sevilla y lleva camino de reincidir en Málaga.

-Dice que el paisaje patrimonial de Málaga "podría buscar acomodo entre los principales reconocimientos de la Unesco".
-Málaga tiene un valor excepcional como paisaje evolutivo. Habría que estudiar si ese valor es además universal. No es solo una cuestión de términos, sino de criterio de Unesco para introducir nuevas candidaturas. Está claro que en esta lista ya es difícil que entren catedrales, centros históricos o gibralfaros y alcazabas, pero hay muy pocos paisajes urbanos y Málaga es un ejemplo sobresaliente de ciudad que, con casi tres mil años de historia, y tras un proceso de ignorancia y desprecio por el patrimonio que duró buena parte del siglo XX, se está reinventando, también su paisaje, a partir de recursos culturales que, sin renunciar a la modernidad, confirman un escenario urbano rico, variado y con un contexto territorial muy singular.
-¿Hasta qué punto la torre podría afectar?
-Un rascacielos que rompa los frágiles valores en los que se sustenta el paisaje sería cortarse una pierna antes de empezar la carrera. La torre acapararía el protagonismo de la imagen de la ciudad y la pondría a su servicio. Empequeñecería todos los hitos patrimoniales que durante siglos han sido la quintaesencia de la personalidad malagueña (Catedral, Alcazaba, Gibralfaro) y evidenciaría cómo un uso privado sobre un suelo público, viene a dar una nueva jerarquía en el paisaje de la ciudad: los valores espirituales y de defensa históricos se pliegan ante un hotel que disfrutarán, sobre todo, turistas y no los malagueños.

-¿Encuentra similitudes a lo que está ocurriendo en Málaga con lo sucedido en su día en Sevilla y la Torre Pelli?
-Por supuesto, y los malagueños tienen un buen punto de comparación cercano respecto a lo que puede pasar en la ciudad. La Torre Pelli cambió completamente la imagen de Sevilla y se convirtió en su principal protagonista, aminorando el papel del resto de sus valores paisajísticos. Es un buen ejemplo de mala práctica patrimonial, Sevilla quería ser más moderna con la Torre Pelli y obviamente la modernidad es algo que va más allá de las formas y tiene que más ver con los interiores, sobre todo los interiores de las cabezas de sus ciudadanos. Málaga está a tiempo de evitar un impacto de este tipo.
-Icomos no rechaza que pueda ocuparse el suelo del dique de Levante, pero enfatiza la necesidad de una reflexión sobre ello.
-Aquí tengo que hablar como malagueño, y no como miembro de Icomos. Estoy completamente de acuerdo con el uso cultural. Málaga debería mirar más a Sidney o a Oslo, no para volver a construir una ópera, sino un recurso que engrandezca la cultura de la ciudad, como se viene haciendo con otras muchas de las nuevas piezas que conforman la imagen renovada de la ciudad. Mirarse en Sevilla, para esto, creo que resultaría, cuando menos, muy provinciano.

viernes, 9 de febrero de 2018

Asesores de la Unesco recomiendan que no se construya el hotel del Puerto por su impacto irreversible sobre el paisaje patrimonial de Málaga

Recreación de la Torre del Puerto desde la Bahía de Málaga


El informe elaborado por miembros de Icomos, que visitaron el puerto en junio, pide "renunciar" al proyecto por su "impacto irreversible por la naturaleza permanente"
Los expertos recomiendan que cualquier proyecto que se construya en el dique de levante del puerto debe adaptarse a la referencia que supone La Farola, y no a las altas torres de pisos del barrio de La Malagueta, resultado de una mala praxis urbanística local.
Piden a la Junta y al Ayuntamiento de Málaga que hagan un estudio sobre el paisaje urbano.
El Comité Nacional Español del Consejo Internacional deMonumentos y Sitios (Icomos), organismo asesor de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), ha sido tajante en relación a la Torre del Puerto, el hotel de lujo de capital catarí que se ha proyectado en el dique de Levante y que ha sido diseñado por el arquitecto José Seguí: recomienda que no se construya, que la ciudad renuncie al proyecto, después de que sus expertos visitaran la ciudad en julio de 2017 para analizar su impacto.
La altura prevista es de 135 metros y la inversión, superior a los 100 millones de euros. La afección al paisaje de la ciudad, a la postal, es la principal crítica de la plataforma local que lo rechaza y de ecologistas y algunos arquitectos, así como de los grupos municipales de la oposición: Málaga Ahora, Málaga para la Gente y Podemos. A favor, los empresarios y hoteleros malagueños, así como el PP, Cs y el PSOE.
El informe, de 63 páginas y al que ha tenido acceso La Opinión de Málaga, es claro en su primera recomendación: «Renunciar al proyecto del hotel-rascacielos en el muelle de Levante del puerto de Málaga». ¿Por qué? «Esta recomendación se fundamenta en el impacto irreversible por la naturaleza permanente de la edificación en las dos escalas analizadas: el paisaje patrimonial de Málaga y el de su puerto». Los expertos de la Unesco señalan que, tanto desde el punto de vista visual y objetivo, como desde el subjetivo y el simbólico, el impacto degradaría la imagen y los excepcionales valores paisajísticos de la ciudad, y muy particularmente los patrimoniales».
La segunda recomendación es que cualquier construcción que se prevea para el muelle de Levante «tiene que contener una reflexión y conocimiento previos, serios y profundos, de los paisajes a los que afectaría, y de cuál sería el alcance de su impacto». Además, no es que se deba evitar «la amenaza, sino que ha de valorarse su aportación para incrementar el valor del paisaje patrimonial de la ciudad». En tercer lugar, cualquier construcción (se ha propuesto un auditorio por parte de algunas entidades locales) para ese lugar debe adaptarse a la escala propia de la zona, que «viene determinada por la presencia de un hito fundamental en el paisaje e imaginario social de Málaga, La Farola, y por la del resto de los elementos patrimoniales del puerto».
Los expertos, en su segunda recomendación, insiste en que no deben tomarse como referencia, o atributo urbano susceptible de ser reconducido y ordenado, «los volúmenes y alturas de La Malagueta, que son el resultado de una mala praxis urbanística y muy alejados del planteamiento urbanístico y paisajístico adecuado». Aclaran que «no se comparte que el proyecto venga a poner orden, sino a imponer un orden propio que, tomando como excusa la desproporción de La Malagueta, beneficia exclusivamente al hotel-rascacielos».

También recomienda al Ayuntamiento y a la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía hacer un análisis detallado sobre el paisaje patrimonial de Málaga, «en el que se determinen sus valores, su proyección espacial, su sectorización y otros extremos que establezcan estrategias para su protección». En este análisis, deberá hacerse una reflexión profunda y detallada de los escenarios, perfiles y significados que posee el lenguaje histórico de Málaga, «así como identificar las áreas de mayor fragilidad paisajística desde el punto de vista tradicional».
La evaluación incide en argumentos similares, de forma que el paisaje patrimonial de Málaga, tanto el de la ciudad como el del puerto, poseen un valor excepcional como «paisaje evolutivo de una población que durante casi 3.000 años ha venido, sin renunciar a su vocación marítima, readaptando sus funciones e imagen a las necesidades y estrategias de cada época». Asimismo, durante los últimos años la ciudad ha tomado la cultura como uno de los ejes fundamentales de su modelo urbano. «Las instituciones, y sobre todo la población malagueña, deben ser conscientes del gran recurso socioeconómico y cultural que significa el paisaje patrimonial de Málaga, que en razón de sus valores paisajísticos y de su evolución podría buscar acomodo entre los principales reconocimientos de la Unesco».
Insisten en que cualquier proyecto de envergadura que impacte en el paisaje debe ser precedido en la ciudad de un gran debate. No se ha identificado, ni protegido, entendido el paisaje patrimonial de las dos escalas citadas, «ni por el proyecto ni por ningún documento o directriz pública». Ninguna legislación tutela los valores del paisaje de Málaga.
Icomos son las siglas en inglés del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, una entidad asesora de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Cultura (Unesco). Los expertos del Comité Nacional Español de Icomos visitaron la ciudad el pasado mes de julio para estudiar el impacto que tendría el hotel de lujo catarí, de 135 metros y al que aún le quedan años de trámites, en el paisaje tanto de la ciudad como del puerto.